Suerte dispar para nuestros escuderos en el I Rallye Valle del Guadiato

El Campeonato de Andalucía de Rallyes de Asfalto (CARA) visitaba de nuevo la zona norte de la provincia de Córdoba para la disputa del I Rallye Valle del Guadiato, prueba calendada por primera vez en el certamen regional y organizada por nuestra escudería hermana Villaviciosa Motorsport. En ella participaron hasta 16 equipos de Escudería Sierra Morena distribuidos entre las especialidades de Velocidad y Regularidad Clásica, haciendo que nuestro club fuera el más representado en la cita cordobesa.

 

La suerte que corrieron nuestros escuderos y escuderas fue muy dispar. Rafael Galán y Rocío Espinosa conseguían finalizar en cuarta posición de la clasificación general, tras una actuación soberbia a lomos de su Suzuki Swift. Más atrás y también en el top 10 terminaron Andrés Pastor y Rocío Romero, quienes supieron sacarle partido a las prestaciones de su Skoda Fabia R2 y terminar novenos. Juan Jesús Coca y Luisa Benítez, que esta temporada están centrados en la Copa FAA para la que el Rallye Valle del Guadiato no era puntuable, pudieron sumar un buen puñado de kilómetros a lomos de su flamante Audi A1 y colarse en el top 15.

 

En el puesto 25 de la general scratch acabaron José Carlos Martín y José Manuel Rubio, justo por delante de José Antonio Martínez y Blas Rubio, que cuajaron un muy buen resultado a bordo de su Renault Clio 16V. Según comentaba Martínez, los primeros compases del rallye fueron de “adaptación”, ya que era la primera vez que la dupla de Escudería Sierra Morena entraba en liza compartiendo montura. “Nos los tomamos con tranquilidad, fuimos haciendo unos tiempos aceptables y sobre todo disfrutando sin presión alguna. Fue un rallye duro, de muchos kilómetros, que teníamos que terminar sí o sí ya que Blas, tras tres abandonos seguidos, tenía que finalizar la prueba para así poder mantener las ganas de seguir disfrutando de esta pasión”, aseguraba el piloto pozoalbense.

 

Poco más atrás y también entre los 30 primeros acabó Víctor Olmo quien, al igual que Martínez, afrontaba la prueba cordobesa con un nuevo copiloto, Francisco Ruiz. El joven piloto de Pozoblanco conseguía llegar al Rallye Valle del Guadiato sobre la bocina. “Estuve trabajando en el coche hasta la noche de antes del rallye debido a la reforma de barras y motor que le he estado haciendo pero, aun así, iba súper contento, con mucha ilusión y ganas de correr. Llegamos, descargamos, pusimos los dorsales y disfrutamos de una ceremonia de salida impresionante, llena de gente”, confesaba. No obstante, su ilusión casi se desvanece antes de enfundarse los guantes. Unos problemas de temperatura en su Peugeot 106 hizo encender todas las alarmas entre los miembros de su equipo y temer lo peor justo antes de empezar la aventura. “Llamé a los mecánicos en el enlace al primer tramo y finalmente pudimos detectar más o menos de dónde podía venir el fallo así que, tras debatirlo, decidimos tirar hacia adelante porque pensamos que no era grave”, y así fue. O eso creía. El problema de la temperatura se solucionó durante la disputa del primer tramo, que les sirvió de adaptación.

 

Sin embargo, los fantasmas del abandono volvieron a volar sobre las cabezas de Olmo y Ruiz antes de empezar el tramo de Villaharta, el más especial para el pozoalbense. “Antes de tomar la salida nos damos cuenta de que el coche llevaba el culo lleno de aceite y al abrir el capot estaba todo pringado. Miré los niveles de temperatura y estaban bien. Como el coche no se calentaba, volví a llamar a los mecánicos y decidimos seguir adelante. En Villaharta disfruté como un enano porque es la carretera donde me he criado y nunca había hecho este tramo compitiendo. Es un tramazo de categoría al que salí bastante fuerte, a mi nivel pero fuerte”, explicaba Olmo. Tras completar el primer bucle consiguieron llegar a la asistencia donde consiguieron solventar el problema con el aceite y dejar atrás el temor a un probable abandono. De ahí en adelante, todo fue perfecto. “Todos los tramos eran increíbles. El que más me gustó además de Villaharta fue Villaviciosa, un tramo para deleitarse, con muchísima expectación y muchísimo apoyo. En la travesía de los pueblos había muchísima gente animando y nos lo pasamos muy bien”. Finalmente, la pareja de Escudería Sierra Morena consiguió un primer puesto de clase en su primer rallye. “Terminamos primeros de nuestra clase y acabé mi primer rallye, un sueño que tenía desde que era pequeño. Qué voy a decir, impresionante todo, a día de hoy aún no me lo creo”, concluía Olmo.

 

Otros que consiguieron llegar a meta fueron Fernando MoleroDaniel Fraile y José Antonio SánchezAntonio Calero. Los hermanos Tirado también completaron el recorrido aunque el panorama se les presentara bastante negro al detectar un problema en la tapa y junta de balancines de su Peugeot 106. Según explicaba Jorge, “el rallye fue un poco chungo para nosotros desde el viernes por la tarde, cuando detectamos algunas averías antes de verificar y que fuimos arrastrando durante toda la prueba. El sábado por la mañana, antes del primer tramo, se nos abrió por una sobrepresión la tapa y junta de balancines y tuvimos una fuga de aceite. Eso ya nos condicionó todo el día, aunque conseguimos repararla y pudimos reengancharnos a los tramos de la tarde. Pero claro, el coche ya estaba lleno de aceite y eso derivó en problemas de temperatura. Aun así, logramos terminar. Pero claro, terminamos tirando de orgullo, muy retrasados y bastante despacio. Es otra experiencia más y hemos de decir que lo poquito que corrimos disfrutamos muchísimo”.

 

Mejor le fueron las cosas a Luis Prieto y Teresa López al poder saborear las mieles del podio en su primer rallye. Encuadrados en Regularidad Clásica, finalizaron en tercera posición de una prueba marcada por su dureza y complejidad. Para Prieto, el resultado fue muy bueno aunque hubiera podido ser mejor. “Escapamos bastante bien, quedamos terceros en Regularidad, aunque nos quedamos con un sabor agridulce por un error que cometimos en la zona del río Cuzna. Pero bueno, los cinco últimos tramos de la tarde lo hicimos bien, conseguimos mejores puntos que el primer y segundo clasificado. En líneas generales, nos fue bien y la verdad es que nos gustaría hacer el Sierra Morena el año que viene. Creo que mi mujer y yo le hemos cogido el gusto a esto de los rallyes muy rápido y vamos a ver si, el año que viene, podemos salir al Sierra Morena y a todos los rallyes que haya por aquí cerca. Seguiremos en Regularidad, pero el objetivo es correr algún día en velocidad”.

 

Por último, aprovechamos también estas líneas para mandarle mucho ánimo y todo nuestro apoyo a nuestros escuderos que no pudieron terminar el rallye y a los que esperamos ver muy pronto compitiendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-image: url(https://escuderiasierramorena.es/wp-content/uploads/2021/08/DSC_4774_b-scaled.jpg);background-size: cover;background-position: center center;background-attachment: scroll;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 550px;}